Se recuerda a los propietarios y entrenadores que importen caballos a España, que en el momento de su adquisición se encuentren registrados por una Autoridad de las carreras extranjera en las situaciones de entrenamiento o de salida provisional del entrenamiento, la obligación de registrar esos caballos en el Jockey Club Español (JCE) en el plazo de cinco (5) días desde la fecha de su llegada a España.

Cuando un caballo importado en estas condiciones no sea registrado en ese plazo, no podrá ser inscrito en las carreras reguladas por el JCE hasta pasados seis (6) meses desde la fecha de su registro.

Los Comisarios del Comité de Disciplina podrán requerir la documentación que acredite la fecha de la llegada a España del caballo, así como su trazabilidad desde que abandonó el país desde el que se ha exportado.